Andy Tran

El poder de la seducción 2ª parte. El arte de la escucha

Una de las mejores maneras de seducir a los demás es: ESCUCHÁNDOLOS.  
Dean Rusk
¿Te parece que al lado tuyo las personas sienten que tienen permiso para hablar?
¿Generas un espacio de confianza para que el otro sienta que puede hablar con tranquilidad de que no va a ser enjuiciado?
¿Te muestras presente en la conversación mirando y asintiendo cuando estás de acuerdo o pidiendo que te expliquen con más detalles si no comprendiste?
¿Podrías decir que escuchas mostrando un claro interés o esperando tu turno para hablar?

Comprender las necesidades e intereses de la otra persona, es el camino más rápido para llegar al corazón.

Deja que las personas te cuenten, hablen de sus necesidades, de sus preocupaciones, del trabajo, de la salud, no intentes ser tú el protagonista, acuérdate de que tenemos 2 orejas y 1 boca, pregunta para averiguar más allá de lo que dice. Cuando tienes un interés genuino por el otro hace que se sienta comprendido, además te permite conocer cuáles son sus valores, el significado que tienen estos valores en su vida.

Cuando realmente escuchas tu autoestima está alta porque provoca que las personas se sientan bien contigo, las personas estamos deseosas de hablar y encontrar un espacio donde podamos hablar en libertad y la tranquilidad de no ser enjuiciados.

La escucha genuina (yo también le llamo inteligente) son propias de las personas con las siguientes actitudes:

Alentar la narración : Hacer preguntas abiertas, para pedir información  o para comprobar el significado

Dejar hablar: No interrumpir ni acabar las frases, no avanzar la respuesta según tus propios pensamientos o experiencias, resumir para saber que hemos comprendido.

Generar confianza: A través del respeto y el cumplimiento de las promesas, no juzgar, no criticar y sobretodo ser sincero

Mimetizar con el lenguaje: Resumir lo que dice la otra persona, re-formular, utilizar el mismo vocabulario.

Detectar los sentimientos y pensamientos importantes que nos quiere transmitir, entendiendo y preguntando “para qué”.

Por ejemplo: “quieres quedar con una pareja que te gusta y simplemente te contesta que ahora no puede.”

Si indagas un poco más y preguntas que le pasa lo más probable es que saque más información, por ejemplo “tengo que trabajar mucho estos días “, si sigues preguntando para comprender que necesidad hay detrás de “trabajar mucho”, a lo mejor te dice que su madre padece una grave enfermedad con lo que no puede ir a su trabajo, y  por esto esta haciendo horas extras.

Fíjate, con unas pocas preguntas llegas a conocer con bastante profundidad a esta persona, sabrás que para ella el valor familia es muy importante, probablemente también el valor responsabilidad y cuidado está en un nivel muy alto en su escala de valores

Tipo de preguntas que podemos hacer

Preguntas abiertas:

  • ¿Cómo ocurrió?
  • ¿Cuando empezaste?
  • ¿Qué sentiste en aquel momento?
  • ¿Qué quieres decir con “…”?
  • ¿Cómo te ha afectado lo que ocurrió?

Preguntas para re-contextualizar

  • Entiendo que esto es lo que has hecho hasta ahora en esta situación, si estuvieras en una situación distintas ¿seguirías el mismo esquema?
  • ¿En que se diferencia tu forma de actuar de ahora con lo que hacías hace 20 años? y en un caso similar ¿Como te ves actuando dentro de 20 años?

Preguntas cerradas

  • ¿Lo que me estás diciendo es que …?
  • ¿Lo que te gusta/te molesta es que te cuestionen tu capacidad de…?

Preguntas circulares (preguntas para reflexionar)

  • Si tu fueras la otra personas, ¿cómo verías la historia?
  • Cuales crees que son las razones que la llevaron a hacer lo que hizo?
  • Cuando hablas de “respeto”, a que tipo de personas te refieres?
  • Cuando dices que “eres comprometida” a que hechos haces referencia?

Cómo ves hay una manera de escuchar y preguntar que te llevan directamente a la profundidad y al corazón de la persona, si logramos hacernos estas preguntas a nosotros y por supuesto a la persona con la que estamos, llegaremos a tener un profundo conocimiento de nuestras necesidades y por supuesto de las necesidades del otro y este es el primer paso para caminar y evolucionar juntos y en sintonía.

Espero que te sea útil, y me encantaría que dejaras tus comentarios.

Un beso

Aurora

 

 

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicita Una Entrevista Gratuita Y Sin Compromisos

¡Mensaje Enviado!

Maisol - Agencia Matrimonial
Tu Agencia Matrimonial