Cuentan que un alpinista, inició su travesía después de años de preparación. Su primer error fue que subió solo.
Se le fue haciendo tarde y en lugar de acampar decidió seguir subiendo. Segundo error: no conocer las propias limitaciones
La noche cayó con gran pesadez en la montaña, no se podía ver absolutamente nada.
Subiendo por un acantilado, y a muy pocos metros de la cima, se resbaló y cayó hasta que sintió un tirón muy fuerte.
Por suerte, había clavado estacas de seguridad a una larguísima cuerda que lo sujetaba de la cintura.
En esos momentos de quietud, suspendido por los aires, se le ocurrió gritar:
“Ayuda alguien me puede ayudar por favor?
De repente una voz grave y profunda le contestó desde los cielos:
¿Qué quieres que haga?
Dios mío sálvame por favor.
¿Realmente confías en que pueda salvarte?
Por supuesto, contestó aterrado.
Entonces corta la cuerda que te sostiene.
Hubo un momento de silencio y quietud.
El hombre se aferró más a la cuerda y siguió preguntando … ¿hay alguien más? …


Y cuentan que, al día siguiente, un equipo de rescate,  lo encontró colgado, congelado, muerto y agarrado a la cuerda que tan sólo estaba a dos metros del suelo.

Y tu, ¿Cuál es la cuerda a la que sigues agarrado?
¿Cuál es el beneficio secundario de seguir en ese lugar?
¿Cuáles son los miedos que aparecen frente a la sola idea de soltarte?
¿Qué es lo que te dices, de por qué no la sueltas?
¿Te das cuenta que esa cuerda se ha convertido en una soga ,  y que  ese lugar incómodo ha pasado a ser  tu zona de seguridad?
¿Cuáles son los apegos que tienes en este momento?

Fundamentalmente nos cuesta soltar porque no podemos ver el cuadro completo.
Nos invaden los miedos. Eso inmediatamente nos transporta al sufrimiento del pasado y recordamos el dolor.
¿Cómo darnos cuenta en ese momento que el miedo nos pertenece que es una ilusión y no es real?

Lo primero es la conexión  y la confianza en ti mismo A veces queremos superar la inseguridad intentando controlarlo todo, o pretendiendo que se den las condiciones idóneas para evitar todo riesgo o posible consecuencia negativa.

Pero la mayoría de las veces es imposible: todos los caminos tienen sus riesgos, hay decisiones que duelen, hay personas que no estarán de acuerdo con lo que hagas, y surgen dificultades o problemas. Lo que si puedes  es tener la confianza en ti mismos de que afrontas las dificultades que se presenten y las supera  lo mejor que sepas  de acuerdo a tuss valores, e ideales y sobretodo centrándote   en tu potencialidad y  tus capacidades. Y si no, recuerda y haz una lista de las  veces has superado situaciones que parecían imposibles: Un examen, una enfermedad, ponerte en forma,  una muerte de un familiar o de un amigo, un nuevo trabajo, una situación de crisis personal

El segundo es la confianza con las personas y con el mundo, cuando tu confías en el entorno más cercano a ti, creces en tu omnipresencia, si yo confió en el “otro” se convierten en una extensión de ti mismo y donde tu no llegas “la vida” llega por ti ¿Te has dado cuenta de que cuando te empiezas a mover y eres valiente siempre aparecen personas en las que puedes confiar y te ayudan a afrontar las dificultades que se presentan en el camino?

Tercero acepta que habrá riesgos y que puede haber dificultades. No se trata de evitar las dificultades sino de prepararte para afrontarlas y ten por seguro que estas dificultades que se presentan en el camino son necesarias para tu propia evolución y crecimiento personal

Acuérdate por último que habrá cosas a las que tendrás que RENUNCIAR para seguir avanzando, renunciar a un camino para emprender otro puede que duela, pero es necesario para no quedarnos atascados en un camino que no lleva a ningún lado, o varados en un cruce de carreteras. Recuerda que cuando te compras unos zapatos nuevos, los primeros días pueden doler un poco  y te viene la añoranza de estos viejos y cómodos zapatos Es el peaje de avanzar hacia una mejor versión de ti mismo/a.

Como siempre, espero vuestros comentario,

Hasta entonces, un abrazo

Aurora

PD Maisol es una agencia matrimonial. Si estás single (libre de compromiso) y quieres encontrar a tu pareja de vida en Maisol  te damos  un servicio personalizado para conocer personas afines a ti. Porqué sabemos que “TU TIEMPO ES ORO”

 

Pin It on Pinterest

Share This

Comparte

Comparte este post con tus amigos!

Encuentra tu pareja
de vida

Si quieres reconstruir tu felicidad, y encontrar a tu pareja de vida. Dar el primer paso y rellena el formulario

Email*:
Nombre*:
Ciudad*:
Soy*: Un Hombre
Una Mujer
Busco*: Una Mujer
Un Hombre
Teléfono*:
 

You have Successfully Subscribed!